Editorial: El voto hace milagros

El voto como expresión de la Libertad de Expresión, pública y privada es el hacedor
de grandes milagros, tanto en el proceder personal al comprometernos como elector a cumplir con derecho y el deber de votar y como elector ciudadano a manifestar con nuestro derecho y deber de votar nuestro descontento, insatisfacción, decepción, desencanto, contrariedad de las actuaciones de un régimen que ha incumplido, quebrantado y faltado a sus promesas electorales.
El votar en las elecciones regionales, a pesar de todo y cada uno de los obstáculos impuestos, por el Consejo Nacional Electoral, para impedir que el proceso eleccionario se cumpla, con lo establece la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, ha generado el milagro de que el pueblo consciente de su derecho y deber de votar, acudirá masivamente, dignamente y responsablemente
a las urnas electorales el 15 de octubre, contra viento y marea, para que CNE en especial sienta que el voto hace milagros.
Cada día, el CNE, por razones partidaria trata con incidencias obstruccionistas de impedir de cualquier forma que los electores cumplan con su sagrado derecho de ejercer su voto, pero esa actitud partidista de ese ente electoral, poco o nada ha logrado en el votante, ya que éste al ver y sentir tan maquiavélicas trabas en contra del ciudadano como con elector, se está operando el milagro de su comportamiento como ciudadano integral, de cumplir con su conciencia de ir a votar
el 15 de octubre, a pesar de todos lo tropiezo e imperfecciones “legalistas” que CNE imponga.
El CNE, con su actitud poco constitucional, de pretender manipular, maniobra, maquinar el proceso eleccionario, más bien con eses maléfico y pernicioso modo de actuar está fortaleciendo cada día más en los electores, el milagro de asistir masivamente a las urnas electorales el domingo 15 de octubre, ya que el fantasma de la abstención esgrimidos por algunos, se está derrumbando, demoliendo y se está fortificado en el elector el derecho y el deber de votar, sin impórtale ningún tipo impedimento, dificultad, inconveniente, entorpecimiento, conflicto, pues elector, ya está más que convencido que el voto hace el milagro de ser su expresión de
sentimiento y de opinión.
En el argot popular, se ha dicho que la trampa siempre sale, pues también esta máxima se verá evidente el día 15 de octubre, cuando los ciudadanos conscientes de ejercer su Libertad de Expresión, a través del voto, acudirán a los centros electorales, a ejercer sin aprensiones, sin presiones, sin imposiciones, sin temores, sin regalitos de cajitas y sin duda alguna de que votando están cumpliendo con su conciencia, con su familia, con su estado y con la nación, operándose así el sublime el milagro que el Voto Mata Trampa.
El 15 de octubre, los venezolanos tendremos en las urnas el milagro del voto masivo de los ciudadanos, que témenos fe, en la democracia, en la libertad, pero que como todo milagro, para ser santificado y consagrado el voto ante la opinión pública hay que defenderlo, protegerlo, resguardarlo, cuidarlo, y la condición única de hacerlo será con presencia cívica en los centros electorales, como testigos de hecho y de derecho para que el milagro se sienta cumplido y poder ser proclamarlo que El Voto Hace Milagros, en esta elección regional o de cualquier otra elección.
MgS. Levy Benshimol R.

Los comentarios están cerrados.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: