Escasez de efectivo en bancos se agrava y puede perturbar la paz social de Venezuela

Los venezolanos el pasado mes de diciembre de 2016, observaron como el retiro no planificado de los billetes de Bs. 100, detonó un clima de violencia que obligó al gobierno de Nicolás Maduro a derogar la medida y prolongar la vida, uso y vigencia del billete de Bs. 100, que a partir de ese momento pasó a llamarse “el inmortal”. Saqueos, muertes, locales comerciales incendiados, fue el saldo del disparate que puso fin al largo reinado de Nelson Merentes, al frente del BCV. En un titular del 18 de diciembre de 2016, el Presidente Maduro, afirmó:  “En una semana se recogieron 4.944 millones de billetes de Bs. 100”. A partir de ese momento, se desataron las protestas y saqueos. ¿Se volverá a repetir la historia? – Comienzan a preguntarse los especialistas, economistas y analistas.

La crisis de los billetes

Al cierre del primer semestre de 2017, públicamente denunciamos sobre la crisis de los billetes que estaba en fase de desarrollo. Lo advertimos para que las autoridades monetarias y financieras de Venezuela, tomaran cartas en el asunto y lo hicieron, efectivamente, pero las medidas adoptadas fueron pañitos de agua caliente, de poco impacto y la crisis ha seguido su curso y podrá amenazar la paz social de los venezolanos, advirtió el CEO de CECA / Cifras Online y Editor del portal de Periodismo Digital Infocifras Víctor Manuel García Hidalgo.

5 Claves urgentes en política monetaria

El experto plantea cinco claves urgentes en política monetaria para evitar el colapso y el caos social en Venezuela:

  1. Imprimir al menos 350 millones de  Billetes (piezas) de alta denominación, tales como, Billetes de Bs. 100.000 y Bs. 50.000
  2. Imprimir no menos de 580 millones de Billetes (piezas) de Bs. 1.000
  3. Lograr que la tasa de retorno de  billetes al sistema bancario nacional pase del 21% al 50% como mínimo.
  4. Cercenar el tráfico de contrabando de billetes a través de la frontera caliente con Colombia.
  5. Acabar con el avance de efectivo ilegal y especulativo a través de punto de ventas dedicados a tal fin.

CECA 40.jpg

 

Informe CECA Nº 40

El informe de CECA Consultores, la firma Nº 1 en Inteligencia Bancaria en Venezuela, correspondiente a la semana Nº 40, informa lo siguiente: “Bancos privados grandes, están limitando la entrega de efectivo a sus clientes a Bs. 40.000 durante la semana Nº 39 de 2017 y a Bs. 20.000 para la semana Nº 40. Lo cierto,  es que el efectivo en las bóvedas centrales de la Banca Privada, se agota. Siendo la causa que no reciben “remesas” de dinero que han solicitado al Banco Central de Venezuela (BCV), desde hace tres semanas. Desde la semana 37 del año 2017, para ser más exactos”– finaliza el Informe CECA.

No hay efectivo en los bancos

A los problemas que enfrentan a diario los venezolanos para conseguir alimentos, medicinas y otros bienes básicos, se suma otro: la escasez de dinero efectivo.

La falta de bolívares ha forzado a muchos a hacer largas filas afuera de los bancos varias veces a la semana para tratar de hacerse del mayor efectivo disponible. Otros optan por el trueque de alimentos o servicios, o realizan transferencias bancarias al comprar pan o pagar una taza de café, para evitar usar billetes.

“Como si no fuera suficiente los problemas que tenemos, ahora ni billetes se consiguen”, dijo el relojero Roberto Granadillo, mientras observa detrás de un pequeño mostrador, repleto de correas y pilas para relojes, a algunos transeúntes que caminan por un bulevar de una barriada pobre del oeste de la capital.

Las autoridades venezolanas sostienen que la falta de billetes se debe a “mafias” que sacan el papel moneda del país para buscar dañar la economía nacional, aunque no han presentado pruebas precisas. En un intento de enfrentar la escasez, el gobierno del presidente Nicolás Maduro evalúa emitir billetes de mayor denominación para hacer frente a la desbocada inflación, que los analistas sostienen es la principal responsable de la escasez de dinero efectivo en el país sudamericano.

A principios de 2017 salieron al mercado nuevos billetes de 500, 5.000 y 20.000 bolívares. Cuando aparecieron, el de mayor denominación equivalía a seis dólares y ahora a 68 centavos de dólar, según la tasa del mercado negro.

Para comprar un kilo de arroz se necesitaban unos 8.000 bolívares a inicios del año; hoy, cuesta entre 17.500 y 20.000 bolívares.

La inflación podría alcanzar a finales del año un 1.000%, según estimaciones de analistas, con lo cual los precios se incrementarían aún más y subiría también la necesidad de más billetes.

Además, algunos expertos consideran que las sanciones económicas adoptadas recientemente por Estados Unidos –incluida una prohibición a los bancos estadounidenses de realizar nuevas transacciones con el gobierno y la corporación Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA)– agravarán aún más la crisis económica debido a las dificultades de las autoridades para conseguir divisas.

La escasez de dinero ya es resentida por algunos como Granadillo, el relojero. “Ahora como no hay casi dinero, la gente utiliza lo poco que consigue para la comida”, dijo el venezolano de 37 años.

Aseguró que por la falta de efectivo sus ingresos bajaron en más de 50% a la semana y dijo que para hacer frente al problema llegó a un acuerdo con algunos de sus clientes para que le paguen la reparación de un reloj con la compra –con tarjeta de débito– de un kilo de jamón, pollo o carne.

Jose Guerra
José Guerra, Presidente de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional

El presidente de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional, José Guerra, aseguró a The Associated Press que los bancos han limitado la entrega de efectivo a sus clientes porque el Banco Central no les provee de billetes suficientes. Algunos ejecutivos bancarios, que pidieron no ser identificados, confirmaron a la AP que reciben menos remesas de papel moneda.

Guerra afirmó que a inicios de año con un billete de 20.000 bolívares (entonces equivalente a unos seis dólares), se podía comprar cinco productos (arroz, café, harina de maíz precocida, azúcar y pasta), pero ahora con ese mismo billete solo se puede adquirir un producto y medio, como arroz.

Entre enero y agosto de este año, el Banco Central colocó en la economía 849,2 millones de piezas de billetes de diferentes denominaciones. El monto en bolívares supera en más de tres veces lo que se inyectó en el mismo período de 2016, pero no logra cubrir los requerimientos de la economía venezolana en medio de la galopante inflación que afecta el país.

Habla la Sudeban

El superintendente de bancos, Antonio Morales, ha atribuido el problema de la escasez de efectivo a la acción de “mafias”. Morales dijo recientemente a la cadena local Unión Radio que las autoridades detectaron hace tres meses un incremento progresivo de la demanda de efectivo y que el dinero que salía de los bancos no regresaba al sistema financiero.

“Ese circulante no vuelve a su ciclo normal porque algunos locales comerciales se quedan con este efectivo para pedir comisiones y dar esos avances”, indicó Morales, y aseguró que las autoridades también han descubierto un contrabando de extracción de papel moneda hacia Colombia.

Con Información de CECA Consultores / Diario Panorama / Infocifras.Org

Los comentarios están cerrados.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: