Panamá, será la sede mundial de la Paz – Mario Valdez

La ciudad de Panamá se convertirá en la capital de la Paz, ya que será la sede donde se celebrará del 16 al 21 de octubre 2017, la 3era edición de la Cumbre de Integración por la Paz (CUMIPAZ). Esta reunión de alto nivel es organizada por la Embajada Mundial de la Paz (EMAP).

En dicho evento se darán cita líderes sociales, juristas, diplomáticos, académicos, políticos, ambientalistas y empresarios del mundo, para estudiar, debatir y formular iniciativas y proyectos orientadas al fortalecimiento de la Paz, es la continuación del dialogo y la integración para el reconocimiento de la dignidad humana. En la sede del PARLATINO se realizara ese magno evento, donde se darán  cita delegaciones de más de 40 países. Panamá será la sede mundial de la Paz.

Los delegados podrán participar en las mesas de trabajo: Educativa, Diplomática Política y Parlamentaria, Justicia y Democracia, Responsabilidad Social Empresarial. Ese evento tiene como propósito “discutir sobre las acciones de los Estados, organizaciones civiles, sector privado y organismos supranacionales están realizando y plantean ejecutar por la paz integral, seguridad y sustentabilidad de la humanidad y de la Madre Tierra”. En ese encuentro internacional de dialogo e integración estará presente la felicidad del ser humano integral y la paz de todas las naciones.

Propuesta para el Encuentro Mundial de la Paz

En el Encuentro Mundial de la Paz, estará presente nuestra propuesta de la creación del Tribunal Penal Internacional de las Américas, demostraremos que es  indispensable la creación de un organismo supranacional, multilateral que tenga autonomía e independencia para recibir las denuncias, investigarlas,  procesarlas y aplicarle las sanciones, a que haya lugar a los que cometen los delitos internacionales en cualquier país de la región. La sociedad civil, los empresarios,  los políticos y todos los sectores gremiales, profesionales, estudiantiles, todos deben sumarse a la lucha por la creación de ese tribunal, que pueda actuar cuando los tribunales y la fiscalía de los países se hacen la vista gorda, ven hacia otro lado y no investigan los grandes delitos, ya sea por razones políticas o económicas, lo que le ocasiona un gran daño a nuestros países. Es por ello, que proponemos la creación del Tribunal Penal Internacional de Iberoamérica.

La Corte Internacional es el vehículo, es la herramienta necesaria que hace falta para acabar con la impunidad, investigar los funcionarios que por sus altas investiduras, cargos que detentan o ejercen generalmente no se les investiga a fondo cuando son denunciados por hechos o delitos internacionales en los que aparecen vinculados. Hay que acabar con los crímenes sin culpables y sin castigo, hay que desenmascarar a  los delincuentes convertidos en señorones con el dinero robado al Estado. La corrupción atenta contra los derechos civiles, políticos y económicos de los ciudadanos.

Construyamos la Paz

Para construir la paz, es indispensable que el binomio de la defensa y la preservación de los Derechos Humanos vaya emparejada y con la lucha contra la corrupción Política y el desfalco contra el dinero de cosa pública.

Me pregunto, como puede haber paz en nuestros pueblos, cuando los corruptos se roban el erario público a través de las mafias organizadas, de las que forman parte empresarios inescrupulosos que con las coimas y sobornos consiguen que funcionarios de bajo y alto nivel, inclusive ministros y hasta presidentes de las repúblicas, les vendan y entreguen información privilegiada para participar con ventajas en licitaciones de obras y grandes proyectos millonarios en dólares con sobreprecios escandalosos,  que en la mayoría de los casos se las adjudican directamente, les hacen entrega de los fondos sin control previo, en muchos de los casos son empresas de maletín, las obras no son ejecutadas, no se hacen, se quedan en la colocación de avisos “Aquí se construirá la obra tal”. Esos recursos que el estado puede utilizar para construir y reparar centros hospitalarios, escuelas, alimentación y medicinas, sencillamente van a parar a las cuentas bancarias de los inescrupulosos. La corrupción política en el caso concreto de américa latina, mata a más personas y sobre todo niños que las guerras.

El pueblo tiene razón cuando dice: “La justicia tarda, pero llega”.

marioevaldez@gmail.com

@marioevaldez

Los comentarios están cerrados.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: