Venezolanos perdieron un promedio de 8 kilos durante 2016

De acuerdo a un estudio del Observatorio Venezolano de la Salud (OVS) y de tres universidades del país, los venezolanos promediaron una pérdida de 8 kilos durante 2016 gracias a la escasez de alimentos e inflación en los precios de los productos, factores principales que ocasionaron un descenso notable en el consumo de nutrientes básicos.

La pérdida de peso no se ha detenido, y anticipamos que este año va a ser mayor“, dijo a Efe Pablo Hernández, nutricionista del OVS, quien advierte que cada vez son menos los venezolanos que pueden comprar carne, pescado, leche o productos de harina de maíz como la arepa, alimento tradicional del país.

La falta de alimentos se observa en el aspecto físico de los ciudadanos, por lo que cada vez es más común encontrarse a personas delgadas en las diferentes calles del país. “Aquí se usaba a partir de la 28 hasta la 42, 44, pero la 40, 42, 44 ya no las piden mucho. Ahora se pide hasta la 38”, contó a Efe la encargada de una compañía de uniformes para obreros ubicada en Caracas.

Crece la desnutrición infantil

La pérdida de peso también afecta a los más pequeños, por lo que en el Centro de Atención Nutricional Infantil Antímano, propiedad de empresas Polar, denunciaron la grave situación. “En 2014 atendimos 73 niños con desnutrición grave, y en el 2016 a 180″, comentó a Efe la pediatra Mariana Mariño, gerente de salud del centro, en donde atienden anualmente a a 3.000 niños y a 250 madres embarazadas de zonas populares de la capital.

Estos niñitos que nosotros estamos viendo con desnutrición aguda o crónica van a generar una población de niños con talla baja, con retardo en el crecimiento, y eso a su vez está asociado a muchas otras cosas como capacidad de trabajo del adulto, la parte psicológica”, asevera. La mayoría de infantes con desnutrición grave cuentan con dos años de edad.

Mariño recomendó reemplazar la carne de origen animal con tubérculos, cereales y granos. Mezclar el maíz con frijoles y a la yuca o papá con una cucharadita de queso rayado también es otra opción.

Un kilo de pollo está a 15.000 bolívares, y la carne (ternera) está aún más cara)”, explica Leinamar Sarmiento, cuyo hijo, Brian de siete años tiene problemas de crecimiento.

Los ingresos están lejos de alcanzar 

El Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros revela que una familia venezolana promedio necesitaba casi 1.000.000 de bolívares el pasado julio para abastecerse con las calorías necesarias. El sueldo mínomo El organismo tasa el sueldo medio del país en 93.000 bolívares.

Los comentarios están cerrados.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: