Cardenal Urosa Savino se muestra “preocupado” por la desaparición forzosa de Baduel

Licdo. Ramón Antonio Pérez // Oficina de Prensa del Arzobispado de Caracas  

Masacres, desapariciones forzosas y tratos crueles hacia los presos comunes y políticos, preocupan al arzobispo de Caracas.

El cardenal Jorge Urosa Savino levantó su voz en defensa de los presos comunes y políticos de Venezuela, enfatizando el caso del general retirado Raúl Isaías Baduel, desparecido desde el pasado 8 de agosto y exigiendo investigar la masacre en un recinto penal de Puerto Ayacucho.

“Esta es una situación gravísima porque no se sabe dónde está el General Baduel”, apuntó en declaraciones a la oficina de prensa del Arzobispado de Caracas. “Eso es lo que se llama desaparición forzosa, lo cual es sumamente grave”, consideró acerca del militar retirado recluido en Ramo Verde, cuya desaparición denuncian sus familiares exigiendo una fe de vida.

De igual manera, el Purpurado alertó la situación que viven otros presos de conciencia del país. “Hay una cantidad de personas que están presas y sufriendo muchísimo”, aseguró., Luego mencionó, entre otros, a “los jóvenes que están en la cárcel de El Dorado, el joven Carlos Graffe y el profesor Santiago Guevara”. Muchos de ellos están enfermos.

La masacre de Puerto Ayacucho

Urosa considera que los venezolanos “estamos viviendo una época muy complicada” y sostiene que “la crisis es cada vez peor”. En ese orden, denunció la masacre que hubo en el Centro de Detención Judicial en Puerto Ayacucho, estado Amazonas.

Son treinta y siete hombres jóvenes masacrados de acuerdo con las primeras informaciones y uno no sabe cómo fue eso”, lamentó. “Por supuesto, eso debe ser investigado y los culpables deben ser sancionados de acuerdo a las leyes”, exigió.

Más violencia política

El Purpurado cree que la realidad venezolana tiene parte de su origen en la confrontación política. “Eso es una muestra de una crisis global que ha causado ya más de 110 muertos en los últimos cuatro meses por la violencia política”, además, “tiene unas características gravísimas desde el punto de vista económico”.

Persecución de alcaldes opositores

Así también, el arzobispo de Caracas alertó la situación que están sufriendo los alcaldes opositores en algunos estados del país. “Hay varios de ellos que han sido encarcelados, otros han sido sentenciados, destituidos e inhabilitados con una serie de sanciones que ciertamente parecen a todas luces exageradas. Eso configura una situación política muy grave”, dijo.

Dijo que el Episcopado Venezolano está sumamente preocupado y “permanentemente invitamos al Gobierno a que resuelva estos problemas” y “a gente de la oposición para que defienda los derechos del pueblo venezolano frente a las circunstancias adversas que estamos viviendo”.

Concluyó indicando que la situación “requiere que haya soluciones, y es lo que nosotros los obispos le hemos pedido insistentemente al Gobierno nacional: que se solucionen los graves problemas que está confrontando el pueblo venezolano. El Gobierno tiene que darle solución”.

Los comentarios están cerrados.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: