La mayoría de los manifestantes deberían estar en Libertad  – Mario Valdez

Ni siquiera los más destacados delincuentes comunes que son civiles, pueden ser juzgados ni sometidos a la jurisdicción militar, porque los tribunales militares están diseñados para juzgar militares por hechos, actos o delitos cometidos en el ejercicio de sus actividades. Los civiles tienen que ser juzgados por sus jueces naturales, los jueces civiles en la jurisdicción ordinaria. Si el proceso lo inicia un tribunal militar, lo propio es la declinatoria ante la jurisdicción civil. Hay casos de delitos graves, homicidio, lesiones gravísimas (quemaduras, otras), que por la crueldad cometida merecen el castigo, pero en la jurisdicción que le corresponde.

Hoy deberían darles libertad plena a la gran mayoría de los manifestantes que se encuentran presos en las distintas cárceles y policías del país, que fueron detenidos por haber participado en las distintas manifestaciones que se desarrollaron entre los meses de abril a julio de 2017, que hayan cometido delitos menores, porque se le violentaron sus derechos fundamentales. No fueron juzgados por sus jueces naturales ni en sus jurisdicciones ordinarias; no han tenido un debido proceso de conformidad con los artículos 19 y 49 de la Carta Magna y lo contenido en el artículo 8 de la Declaración de los Derechos Humanos.

La justicia militar debe declinar ante la jurisdicción ordinaria

 El martes 15 del presente mes, el presidente Nicolás Maduro solicitó a la Asamblea Nacional Constituyente, para que por intermedio de la Comisión de la Verdad, “hacer todo lo necesario para que los casos de civiles sometidos a la justicia militar sean enviados a tribunales ordinarios”.

En fecha 12 de mayo del año en curso, en este prestigioso medio de comunicación social alertamos a las autoridades que “los ciudadanos civiles no deben ser juzgados por los tribunales militares, tal como está sucediendo el día de hoy, que deben respetarse los derechos fundamentales, tal como lo establece el artículo 49 de la Carta Magna de 1999, vigente”. Es correcto e importante el reconocimiento que hace el presidente Maduro, en el entendido que esos casos donde están siendo procesados los manifestantes sean declinados y enviados a sus jueces naturales, que son los competentes para conocer y sustanciar las causas de 655 ciudadanos civiles, que fueron presentados ante los tribunales militares entre los meses de abril y julio, 404 ciudadanos fueron privados de libertad, un saldo rojo de miles de heridos y más de 120 muertos.

 

La inactividad del Ministerio Público  

La doctora Delcy Rodríguez, presidenta de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), ha dicho que se le dará ejecución inmediata a la solicitud del ejecutivo, a la vez que sostuvo que “los casos de estos civiles fueron asumidos por la justicia militar, ante la inactividad del Ministerio Público, mientras estaba como fiscal general Luisa Ortega”.

Por ningún concepto esos ciudadanos detenidos han debido ser juzgados por los tribunales militares, así lo reza la Constitución Nacional y los tratados internacionales suscritos y aceptados por el Estado Venezolano; así los delitos hayan sido cometidos por militares. Es jurisprudencia de la Sala de Casación Penal del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela, en sentencia dictada el 23 de octubre de 2001, en el caso seguido contra el teniente (Ej) Alejandro Sicat Torres, donde prevaleció la tesis sostenida por la parte acusadora, encabezada por los Abogados Humberto Mendoza De Paola, Esteban Smith y este servidor Mario Valdez, planteamos: “Que en materia de Derechos Humanos siempre debe prevalecer la jurisdicción civil sobre la militar, aunque los hechos fueran cometidos en instalaciones militares y por militares, de conformidad con lo establecido en el artículo 261 constitucional”.

 Nos dejó escrito el jurista alemán Rudolf Von Jhering, que “Luchar por la justicia es la lucha interna del derecho, dejando en claro que el Derecho no es sino un medio que sirve para garantizar los intereses de la vida, ayudar a las necesidades, realizar sus fines”.

marioevaldez@gmail.com

@marioevaldez

Los comentarios están cerrados.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: