Declaración del Constituyente, por Antonio Di Giampaolo

EL PUEBLO TIENE LA PRIMERA Y LA ULTIMA PALABRA EN MATERIA DE ASAMBLEA NACIONAL CONSTITUYENTE

La Constituyente no puede ser un arma  de distracción política del gobierno porque el tiempo conspira contra la suerte republicana de la patria -señaló el constituyente independiente  y periodista aragüeño Antonio Di Giampaolo.  “En  1999 la Constituyente -comentó- era un sentimiento nacional, entonces se convirtió   un clamor popular,   ahora no puede  recurrirse a la convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente  como un acto desesperado  de malabarismo político  y valerse de subterfugios para conformarla como una suerte de corralito electoral” -puntualizó.

“En materia de constituyente el pueblo tiene la primera y la ultima palabra” comento – La activación del dispositivo de la Asamblea Nacional Constituyente supone la realización de una  consulta popular sobre su  pertinencia y las bases comiciales,  luego la elección directa, secreta y universal de la totalidad de  los constituyentes, y finalmente el nuevo texto constitucional debe someterse a  un referéndum aprobatorio  -explicó el constituyente independiente de 1999 Antonio Di Giampaolo.  La ANC es un mecanismo profundo para transformar el Estado, cambiar el orden jurídico y modificar la Constitución contemplado en los artículos 347, 348 y 349 de la Constitución de Venezuela.

El periodista y Constituyente Independiente por Aragua  aclaró  que el Presidente está en el uso de la  iniciativa constitucional  pero que todo el procedimiento  requiere de la legitimación  al inicio, en su desarrollo y en su culminación.  A su juicio la iniciativa presidencial de convocar una Asamblea Nacional Constituyente responde a la intención de otorgar carácter constitucional  a la tesis del Socialismo del siglo XXI y retomar  los planteamientos de la  reforma rechazada en 2007. Una veintena  de constituyentes de 1999  hicieron publico un  comunicado al respecto y se declararon defensores de la constitución de 1999.

El presidente Nicolás Maduro ha puesto  sobre el tablero una jugada política mediante La Constituyente pero es indispensable  generar condiciones propicias  para un  entendimiento nacional, por lo que  se requiere corregir las distorsiones  económicas, aliviar las carencias sociales, cesar la represión y la violencia,  acordar la liberación de los presos políticos, revertir las inhabilitaciones administrativas, y obrar con respeto a la Constitución y al funcionamiento institucional entre  los poderes públicos. “En los actuales momento nada de esto luce viable y existe gran angustia y preocupación,  en el país y en la comunidad internacional, para encontrar una válvula de escape a la  confrontación política,  al conflicto  social y  a la crisis económica” – puntualizó el comunicador social.

Entorno a la polémica sobre la iniciativa presidencial el constituyente explicó que así como el presidente hace uso de la prerrogativa constitucional pudo haberlo hecho la Asamblea Nacional,  Los Concejos Municipales  o quince por ciento de electores inscritos en registro electoral pero definitivamente, en cualquiera de los casos,  es El Pueblo el que  convoca  la Asamblea Nacional Constituyente y aprueba las respectivas  bases comiciales. Antonio Di Giampaolo alertó sobre la pretensión fraudulenta  de seleccionar a la mitad de los constituyentes entres diversos sectores de la colectividad  mediante mecanismos distintos al voto universal y a la práctica de la personalización del sufragio con pluralismo ideológico  y representación proporcional.

Los comentarios están cerrados.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: