Desde la Plaza San Pedro, escriben El Cardenal y los Obispos Auxiliares de Caracas

 

Desde la Plaza San Pedro, en Roma, el Domingo 30 de abril El Cardenal Arzobispo de Caracas, y los Señores Obispos Auxiliares de Caracas, deploran la reacción injusta y desconsiderada de algunas personas a las declaraciones del Papa, emitidas el pasado sábado 29 de abril. Son declaraciones espontáneas, luego de un viaje agotador del Papa en Egipto, emitidas en un ambiente informal, que antes de ser condenadas, deben analizarse cuidadosamente. Y leerse en un contexto más amplio.

En ellas el Papa reitera claramente su amor por Venezuela y dice que “todo lo que se pueda hacer por Venezuela hay que hacerlo, con las garantías necesarias”. Hizo referencia al esfuerzo fallido de un diálogo insatisfactorio realizado en octubre y noviembre del año pasado. Y señala que hay personas que proponen nuevos encuentros. El Papa no indica que se vaya a dar ninguna participación del Vaticano y afirma sin ambages que, en todo caso, “tiene que ser con condiciones, ya, condiciones muy claras”. Las declaraciones del Papa Francisco deben leerse también en el marco de la carta del Cardenal Parolin, Secretario de Estado del Vaticano sobe el fallido diálogo, dirigida el 2 de diciembre de 2016 al Gobierno y a la oposición venezolana, en la cual indicaba que los resultados no eran alentadores, y exigía al Gobierno el  1 de mayo de 2017 condiciones para seguir adelante: tomar las medidas necesarias para el ingreso de alimentos y medicinas al país; que las partes acuerden un cronograma electoral; que se restituya a la Asamblea Nacional sus competencias constitucionales, y que se libere a los presos políticos.

Esta carta del Vaticano marcó el fin de ese diálogo. Pero además, las declaraciones del Papa del sábado 29 de abril están enmarcadas en un mensaje formal dirigido por él al mundo entero y a los peregrinos en la Plaza San Pedro este domingo 30 de abril, en el cual el Papa afirmó: “No dejan de llegar dramáticas noticias sobre la situación en Venezuela y el agravamiento de los enfrentamientos con numerosos muertos, heridos y detenidos. Mientras me uno al dolor de los familiares de las víctimas…dirijo un firme llamado al gobierno y a todos los componentes de la sociedad venezolana para que se evite cualquier forma ulterior de violencia, se respeten los derechos humanos, y se busquen soluciones negociadas a la grave crisis humanitaria, social, política y económica que sufre angustiada la población. Encomendamos a la Santísima Virgen María la intención de la paz, la reconciliación y la democracia de este querido país”.

En ese mensaje, pronunciado ante el mundo entero, el Papa manifiesta de nuevo su amor a Venezuela y denuncia claramente la grave crisis que sufre actualmente el pueblo venezolano, al tiempo que exige la búsqueda de soluciones negociadas a la actual crisis del país. El Cardenal Urosa y los Obispos Auxiliares llaman, pues, a respetar al Papa, y a mantener vivo el amor al sucesor de Pedro que ha caracterizado siempre al pueblo católico venezolano.

Mayo 2017

Los comentarios están cerrados.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: