Si quieres llevar la clase obrera al Paraíso – Mario Valdez

 

Si quieres llevar la clase obrera al Paraíso 

Venezuela debe recuperar 300 mil millones de dólares. El mejor regalo que se les puede dar a los trabajadores en su día, es que se propicie un encuentro entre todos los factores, gobierno, oposición, fedecámaras y las centrales de trabajadores, donde se haga un proyecto de país, para recuperar la economía nacional y la clase obrera tenga fuentes de trabajo y garantía social estable.

Trabajadores

El Estado venezolano necesita darles confianza y seguridad jurídica a los empresarios que se encuentren dentro o fuera del país. Que han hecho grandes cantidades de dinero con un origen legítimo, los cuales tienen a buen resguardo en la banca extranjera  y en el sistema financiero internacional. En la medida que los inversionistas tengan mecanismos, incentivos fiscales y exoneración de impuestos, podrán  voluntariamente repatriar esos capitales e incorporarlos al sector productivo del país. Desarrollando el sector productivo, abriendo fábricas, desarrollar el turismo y la hotelería, la agricultura y el pie de cría para mejorar los rebaños. Con un plan de país se podrán generar los empleos y las fuentes de trabajo necesarias para no seguir dependiendo de las importaciones y de esa forma acabar con la economía de puertos. Adoptando una política de Estado, la clase obrera podrá llegar al Paraíso.

Esta es la realidad laboral y el cementerio de empresas

En el marco de la celebración del Día de los Trabajadores, observo con preocupación como en días recientes la empresa del sector automovilístico General Motors de Venezuela, fundada en 1948, fue confiscada por las autoridades públicas, se vio obligada a cerrar sus puertas y despidió a 2.700 trabajadores. 2700 padres de familia que pasan a engrosar la lista de desempleados.

La falta de divisas producto del control cambiario acentuó la crisis económica en el país, en los últimos años ha hecho estrago en la empresa privada que se han visto obligados a bajarle la santa maría a sus negocios, lo que constituye que más de 100 mil empresas cerraron el último año, lo que representa según los entendidos en la materia, la pérdida de más de 850 mil empleos directos e indirectos. Los sectores productivos están estrangulados. Esta realidad genera un malestar en la sociedad, ya que a la familia venezolana se le hace difícil poder satisfacer sus necesidades elementales, teniendo que verse obligados a la espera de una bolsa clap cada 15 días, porque las empresas están cerradas, sea distorsionado la economía y las zonas industriales y el país se han convertido en un cementerio de empresas cerradas.

Indemnizar las victimas expropiadas

El Estado debe indemnizar a las víctimas que fueron expropiadas, a los que se les confiscaron sin razón e ilegalmente las empresas, los hatos, etc., que eran productivas, prosperas, que generaban fuentes de empleo, que hoy están cerradas, quebradas, convertidas en unos pasivos que le generan una carga grave al estado venezolano. Con una política dirigida a recuperar esas empresas se activa y se pone en movimiento el aparato productivo, traduciéndose ello, en generación de fuentes de empleos, donde se reactiva la economía y el capital social de esos medios de producción se optimizan.

En estos años ha operado una mala práctica, ya que se ha repartido en algunos sectores de la sociedad una riqueza pública y privada que no se la han ganado, por eso la han malbaratado, no la han valorado, porque no les duele. La gente valora lo que le cuesta esfuerzo y sacrificio, con lo regalado y lo ajeno hacen fiesta. Eso es lo que ha pasado con las empresas y el campo venezolano, se emborracharon de poder y la fiesta continúa. Es triste no rectificar.

Venezuela debe recuperar 300 mil millones de dólares

En diciembre de 2003, en la ciudad de Mérida, México, se adoptó la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción, en sus artículo 52 y 54, tratan sobre la prevención y detección de transferencias del producto del delito; así como la cooperación internacional a la que están obligado los países que les he requerida la ayuda para combatir la corrupción. Ese tratado internacional es Ley de la República de Venezuela, ya que es un Estado miembro y signatario de la conocida Convención de Mérida, por ser la ciudad sede.

Venezuela fue saqueada, expoliada en más de 300 mil millones de dólares dicen los investigadores, ya que no hay cifra cierta al respecto. El artículo citado, le da a la nación los instrumentos para detectar las transacciones dudosas, sospechosas, perseguirlas desde su lugar de origen, en este caso Venezuela o de donde hayan salido los capitales hasta el lugar del destino.

Estos delitos de corrupción internacional, van dejando una estela en el camino, ya que son transacciones electrónicas bancarias o en instituciones financieras, que dejan el rastro o la huella de identificación del delito. Venezuela debe recuperar el patrimonio que le han robado, que es de todos los venezolanos, existen los mecanismos y las herramientas jurídicas para recuperar los bienes y los capitales donde quiera que se encuentren, indistintamente de la jurisdicción donde hayan llegado. Para ello hace falta voluntad política.

Al igual que los delitos de Drogas, Lesa Humanidad, los delitos de Corrupción tampoco prescriben y se mantienen vivos en el tiempo de acuerdo a lo establecido en el artículo 271 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

@marioevaldez

marioevaldez@gmail.com

Los comentarios están cerrados.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: