Defensora pública murió de un infarto al ser despedida por negarse a marchar

Yosmar Hernández, de 42 años, murió de un infarto días después de haber sido despedida por negarse a asistir a las manifestaciones oficialistas, denunció Lilia Camejo, directora ejecutiva de la organización Justicia Venezolana.

“Antes del 13 de abril nos pidió que denunciáramos la persecución de obligar a los empleados públicos a asistir a las marchas del gobierno. No quería seguir yendo obligada. No fue a la del 13 de abril en Puente Llaguno y después de los conflictos en El Valle (el 20 de abril) les pasaron una comunicación que decía que debían asistir, con carácter obligatorio, a barrer los escombros. Tampoco fue”, relató a El Estímulo Camejo.

El día 18 de abril, al finalizar la jornada de trabajo, les pidieron a 8 defensores, entre los que se contaba Hernández, que se quedaran a elaborar cuadros de informes de detenidos. “Mientras esperaban, los grababan. A las 7 de la noche llegó una Comisión de Recursos Humanos de la Defensoría para despedirlos sin justificación”, indicó la abogada.

Tras ese incidente, Hernández comentó a amigos que se estaba sintiendo mal. La presión de quedarse sin trabajo, siendo la responsable de sus dos hijos menores de edad, la afectó. La mujer vivía sola en Guatire.

Este martes sufrió un infarto y murió en la noche en la Clínica Buenaventura de Guatire. “Lo que nos dijeron es que se le partió el corazón en dos. Estamos esperando el informe médico”, dijo Camejo.

Hernández fue velada brevemente en la funeraria Vallés, en Caracas, y durante la tarde del miércoles su cuerpo fue trasladado a Trujillo, donde vive toda su familia.

Información de El Estímulo.

Los comentarios están cerrados.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: