La crisis de los billetes: Informe CE.CA Confidencial – Semana Nº 50 –

billetes-100-varios

Por tratarse de un tema de interés público CE.CA Consultores C.A. ha desclasificado su Informe Confidencial por Suscripción Privada, correspondiente a la Semana Nº 50. Infocifras.org de manera exclusiva lo pública para sus lectores y seguidores en redes sociales:

El encaje legal

Como lo informamos en la Semana Nº 48, la reducción del encaje legal es una política monetaria de efecto expansivo que aumentó la liquidez monetaria y aceleró la escalada inflacionaria  con saltos gigantescos dentro en un contexto económico recesivo.

El 22 de septiembre de 2016, el presidente Nicolás Maduro ordenó al BCV la reducción del encaje legal en 5 puntos porcentuales, de 21,5% a 16,5%. Esta sola medida, produjo recursos financieros cercanos a los 500 mil millones de bolívares que fueron, supuestamente, destinados al desarrollo agrícola y agroindustrial. Esto último, no se observa. El aparato productivo nacional sigue paralizado. En Venezuela, duele decirlo, no se produce nada, o casi nada.

¿Entonces a dónde irá esta masa monetaria?

A finales del año 2009 se publicó la reforma parcial a la Ley del BCV (Gaceta Oficial 39.301. de fecha 6/11/2009) y los cambios realizados al Artículo 58 permitían al BCV comprar títulos emitidos por PDVSA. Ahora la petrolera estatal PDVSA emitía deuda directamente al BCV  recibiendo bolívares a cambio con los que pagaba sus compromisos operativos. Esto abrió la monetización del déficit del sector público. El BCV, a partir de ese momento, le dio rienda suelta a la maquinita de producir dinero inorgánico. ¡Aquellos vientos trajeron esta tormenta perfecta económica que hoy vivimos!

¡La maquinita!

El BCV utiliza esta modificación para la emisión de más dinero con el objetivo de financiar a PDVSA. La cuenta de la petrolera en el BCV cambió drásticamente a partir del primer trimestre de 2010: dejó de representar un activo de PDVSA, para convertirse en un pasivo cada vez mayor para la empresa. El financiamiento ha ejercido importantes presiones sobre la liquidez monetaria. De esta manera, PDVSA cumple con compromisos internos, cada vez hay más dinero en la economía y esto generó la escalera inflacionaria. ¡Todo sube!

El aumento acelerado del financiamiento del BCV a PDVSA ha estado ligado a mayores tasas de inflación. Sólo durante junio y agosto del 2016, el financiamiento del BCV a la petrolera estatal ha aumentado en más de 75%. Durante las 12 semanas  anteriores al 16 de septiembre, éste porcentaje ha crecido en 90%.

La crisis de los billetes

El cono monetario vigente a partir de la reconversión que adelantó Hugo Chávez (Bolívar Fuerte + Eliminación de tres ceros a la moneda), perdió poder adquisitivo. Dicho de otra manera, el Bolívar Fuerte, se debilitó de tal manera entre 2008 y diciembre de 2015, que la inflación acumulada fue de 2.258%. 100 bolívares del 2008, por efecto inflacionario, se convirtieron en 2.000 bolívares en diciembre de 2015. Lo mejor viene ahora, si la inflación en diciembre de este año 2016, es de 400%, se necesitaran Bs. 10.000 para comprar lo que en el año 2008, adquiría el venezolano con Bs. 100. Ahora se necesitan más billetes para la adquisición de bienes y servicios, esto trajo dificultades al mercado monetario: conseguir billetes de alta denominación se convirtió en un problema, los cajeros automáticos con enormes colas y se quedaron sin efectivo que dispensar a los clientes y usuarios del sistema bancario nacional. Para que tengan una idea de la magnitud de la crisis, muchos bancos (privados y públicos) rayaron en la carencia de efectivo, debido a que el costo de la “remesa de dinero”, el papel moneda,  era más alto que el poder adquisitivo de la misma.

Para octubre de 2016, 11.244 millones de piezas de billetes estaban en circulación en Venezuela, en el año 2008, la cantidad de billetes se estimó en 648 millones de piezas. En pocas palabras, entre 2008 y 2016, hubo un aumento de más del 1.630% de piezas (billetes) en el mercado venezolano: ¡esta es la crisis de los billetes!

Nuevo Cono Monetario

A partir de este 15 de diciembre de 2016, cuando entre  en vigencia el nuevo cono monetario venezolano de forma progresiva, la población bancarizada estimada en 70.3% (Fuente: CE.CA Consultores C.A.), tendrá seis nuevos billetes y tres nuevas monedas. Los nuevos billetes serán de Bs. 500, Bs. 1.000, Bs. 2.000, Bs. 5.000, Bs. 10.000 y Bs 20.000; mientras que las monedas que comenzarán a circular serán de Bs. 10, Bs. 50 y Bs. 100.

Se infiere que esta nueva medida “hará más eficiente el sistema de pagos; facilitará transacciones comerciales y minimizará los costos de producción, reposición y traslado de especies monetarias”. Pero  para nada tendrá efecto sobre la inflación, dado que las variables que la determinan siguen presentes en la  política económica del gobierno venezolano, la liquidez monetaria que genera el financiamiento del BCV a PDVSA (explicado suficiente en entregas anteriores), sigue en aumento.

Conclusiones

Los científicos sociales de CE.CA Consultores C.A.,  (Ranking Nacional de Clientes Bancarizados), determinan que con la entrada en vigencia de las nuevas medidas que en materia monetaria adopta el gobierno,   no se observa un escenario distinto al actual, que les permita inferir que la inflación y la pérdida de poder adquisitivo que afecta negativamente la calidad de vida de las personas y el funcionamiento de la economía, cambien al corto o mediano plazo.

ceca-consultores-2016ic50

Desde hace 21 años CE.CA – Cifras Online C.A., aplica el Ranking Nacional de Clientes Bancarizados, el monitoreo de mercado más completo del Sistema Bancario Nacional.

Correo: cifrasonline.com.ve@gmail.com 

3 comentarios en “La crisis de los billetes: Informe CE.CA Confidencial – Semana Nº 50 –

  1. El problema de los billetes es un punto sumamente frágil de un sistema económico, porque es el resumen de la eficiencia del mismo, de tal manera que si colapsa la imagen del sistema económico financiero,este se derrumba, y en consecuencia es castigado por la dinamica de los factores concurrentes en la economía, específicamente en la depreciación de su signo monetario,situación no atribuible a procesos subjetivos o intenciones de dañar, sino a situaciones objetivas de hechos que se reflejan en el espejo que simboliza el sistema económico en su variable financiera.

    Me gusta

  2. Mientras sigamos con esta economia de puertos seguira el bachaco caminando y comiendose la produccion sin pagar los impuestos. Es una necesidad volver a una economia productiva en bienes y servicios.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.